domingo, 7 de diciembre de 2014

MÉRIDA / Presentan avances en microzonificación sísmica



En el Salón de Sesiones del Rectorado de la ULA será el encuentro

El próximo lunes 15 de diciembre varias instituciones merideñas, en especial las alcaldías de la Zona Metropolitana, estarán recibiendo la visita de investigadores de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) quienes estarán presentando los resultados del Proyecto de Investigación de Gestión Integral de Riesgos en Espacios Urbanos realizado en Mérida, entre estos la microzonificación sísmica de la ciudad de Mérida, la reforma de las Normas Covenin así como algunos modelos de ordenanzas.

El anunció de esta visita lo realizó la arquitecto Ingrid Rodríguez, quien es la encargada de la Coordinación de Protección Civil y Gestión de Riesgos de la Alcaldía del municipio Libertador.

Según la funcionaria estarán presentes Michael Schmitz y Víctor Rocabado, quienes “como era el compromiso asumido en la reunión en el rectorado (de la ULA) el pasado 11 de junio nos habían anunciado que a finales de este año estarían presentando resultados”.


Junto a la Coordinación de Protección Civil del Municipio Libertador la profesora Stephanie Klarica, por la ULA,  funge de organizadora. El encuentro con los expertos de Funvisis se realizará a partir de las 8:30 am en el  Salón de Sesiones del Rectorado en la fecha ya señalada. / AS / CNP: 8965

Por un lenguaje común en la gestión de riesgos ante desastres (y II)








Debemos estar claros: una lluvia o un río no significan desastres 
a menos que construyamos vulnerabilidades en su entorno.

La semana pasada publicamos un primer grupo de conceptos claves en el área de la gestión de riesgos socionaturales y tecnológicos que consideramos básicos para entender de qué va este tema que cada día logra una mayor atención de autoridades y comunidades. Así como algunos grupos organizados de Mérida los han incorporado a su práctica (como Vecinos por el Ambiente en La Mucuy Baja), ¿qué tal si también los reconocemos, entendemos y aplicamos?

Para comprender de qué trata la gestión de riesgos, esta vez nos apoyaremos en la didáctica y esclarecedora explicación que da Gustavo
Wilches –Chaux, un apasionado de la comunicación en gestión de riesgos. Este texto es sólo parte de su libro  “Auge, caída y levantada de Felipe Pinillo mecánico y soldador o yo voy a correr el riesgo”,
Guía de la Red para la Gestión Local del Riesgo. Leamos:

“…Cuando hablamos de desastres, nos estamos refiriendo a sucesos y procesos ya ocurridos, sobre los cuales la intervención posible es básicamente curativa y que de una u otra manera resultan "excepcionales" frente al curso normal de la vida de una comunidad, así las condiciones necesarias para que éstos se produzcan estén íntimamente trenzadas con las características de esa comunidad y de su entorno natural y cultural.
En cambio cuando hablamos de gestión del riesgo, tal y como la entenderemos a lo largo de este texto, estamos hablando de la capacidad de la comunidad para transformar precisamente esas condiciones causales antes de que ocurra un desastre.
Los riesgos, lo veremos más adelante, surgen de la confluencia en una misma comunidad de dos ingredientes: una amenaza y unas condiciones de vulnerabilidad. La amenaza y la vulnerabilidad son como una bomba y una mecha, que de manera
separada no representan riesgo alguno, pero que al juntarse se convierten en la posibilidad de que se presente un desastre.
La gestión del riesgo parte del reconocimiento de que de llegarse a juntar la bomba con la mecha, se pueden producir una serie de efectos destructivos sobre la comunidad y su entorno (efectos que, al producirse, constituirían el desastre), y de calcular cualitativa y cuantitativamente esos efectos, con el objeto de evitarlos, y actuando sobre las causas que los producen.
La Tierra es un organismo vivo, dinámico y cambiante, sujeto a todo tipo de transformaciones "orgánicas", algunas de expresiones súbitas y "violentas", otras graduales y a veces imperceptibles desde la vida cotidiana. Asimismo, la comunidad humana, como parte que es de la naturaleza, es también dinámica y cambiante.
La interacción entre los dos ritmos de cambio, el de la naturaleza y el de la comunidad, puede ser armónica y constructiva, como puede también tener consecuencias destructivas. Es entonces cuando se producen los desastres.
Ambas dinámicas estarán siempre presentes en el proceso de desarrollo de la sociedad humana sobre el planeta Tierra. Dada la capacidad transformadora que ha alcanzado la cultura, existirá siempre la posibilidad de que uno y otro proceso se desfasen (lo cual equivale a que se junten la bomba y la mecha), lo cual conducirá a la aparición o agudización de mutuos riesgos (riesgos para la comunidad y riesgos para los ecosistemas).
En una u otra forma los riesgos estarán siempre allí, y de nuestra habilidad para actuar sobre sus componentes dependerá que éstos no se conviertan en desastres.

Sobre los escenarios


Al espacio y al tiempo en donde esos dos elementos del riesgo (las amenazas y los factores de vulnerabilidad; la bomba y la mecha) confluyen e interactúan, y a las posibles consecuencias de esta interacción, vamos a darles el nombre de escenarios de riesgo.







YA NOS PASÓ / La gran explosión de Tacoa



La explosión de Tacoa se registró el 19 de diciembre de 1982 en la localidad de Catia La Mar, ubicada en las costas del  estado Vargas, cuando un incendio se desató en los tanques de combustible de la estación termoeléctrica de Tacoa. 

Eso ocurrió a las seis y cuarto de la mañana  cuando  una explosión en el tanque número 8 de aquel complejo de generación eléctrica, ubicado en el sector de Arrecife, justo cuando en el mismo se descargaban 16 mil litros de combustible, provenientes del barco tanquero Murachí.

Durante la mañana de ese día, más de cien efectivos bomberiles y voluntarios combatían el voraz incendio, y a las 12:35 del mediodía, debido al fenómeno de boil-over (acumulación de vapores calientes)y cuando el fuego en el tanque número 8 estaba prácticamente controlado, se generó en el tanque número 9 una explosión que mató más de doscientas personas, entre bomberos, periodistas y poco menos de un centenar de habitantes de la zona que, desconociendo completamente el peligro que corrían, observaban entretenidamente las labores de extinción.

Ya nos pasó… nos puede volver a pasar

ARGENTINA/ Debe haber confluencia del ambiente y el urbanismo







¿Son compatibles los conceptos de ciudad sustentable y ciudad resiliente? Con esa pregunta inició José Antonio Tietzmann e Silva su conferencia en el Congreso Mundial de Derecho, Política y Gestión de Riesgos de Desastres que se realizó en la ciudad de Santa Fe, en Argentina.
Y la respuesta, que más de un asistente habrá estado elaborando en su cabeza mientras el interrogante seguía reverberando en la sala, no se hizo esperar: “Son compatibles y de una compatibilidad necesaria”, afirmó el doctor en Derecho Ambiental y Urbanismo, catedrático de la Universidad Católica de Goiás (Brasil).

Tietzmann e Silva expuso sobre “El medio urbano, los riesgos y las catástrofes: ¿de la ciudad durable a la ciudad resiliente?” en el Paraninfo de la UNL, sede de un evento de jerarquía que reunió a juristas, legisladores, jueces, gobiernos locales, líderes políticos y organizaciones de la sociedad civil para contribuir, desde diferentes perspectivas, a las agendas de debate internacional, incluida la conferencia mundial a realizarse en Sendai, Japón, en marzo de 2015. / Con información parcial tomada del sitio: http://www.ellitoral.com/ Redacción: Nancy Balza

domingo, 30 de noviembre de 2014

Por un lenguaje común en la gestión de riesgos

La Gestión de Riesgos ante desastres es un área cada vez más presente en las agendas de los gobiernos aunque hace bastante tiempo ocupa la atención de científicos y especialistas. La comunidad, de a poco, también ve con mayor nitidez el ámbito de su competencia. Por ello, urge  entender con mayor claridad el concepto y su constitución conceptual…Para hablar un lenguaje común.

La vulnerabilidad no es una sino un conjunto de elementos físicos e intangibles que nos colocan en debilidad ante una amenaza. La extracción de tierra de forma inadecuada 
es un ejemplo.


Adelfo Solarte
adelfo.solarte@gmail.com

Los vecinos de La Mucuy Baja llevan al menos dos años gestionando sus riesgos. ¿Qué significa semejante expresión?, preguntarán algunos… ¿Cómo se come eso?, expresarán otros.
Para empezar son totalmente justificadas las dudas ante un tema que como la gestión de riesgos ante desastres aún busca puertas y caminos que lo lleven de los centros de investigación, laboratorios, aulas y oficinas de gobierno, al campo de la acción cotidiana en las comunidades.
En el Municipio Santos Marquina, específicamente en La Mucuy Baja, por ejemplo,  de la mano de la Asociación Ecológica Vecinos por el Ambiente, decidieron que una de las primeras cosas que debían hacer en función de atender el tema de los desastres era armarse de un discurso con el que cada uno de los habitantes tuviese en su mente una noción más o menos clara de lo que significa un desastre y su gestión. Se enteraron que debían definir varias cosas, comenzando por el riesgo.

Un ABC del riesgo

Mildred Camero, actual coordinadora de la Asociación Ecológica Vecinos por el Ambiente, junto a Patricia Jácome y otros miembros de esta organización comunitaria, armaron durante estos últimos meses encuentro con algunos especialistas como Raúl Estévez, Gustavo Páez, Juan Carlos Rivero, Carlos Ferrer y otros colaboradores, charlas con la idea de entender el ABC de la gestión de riesgos.
Entendieron que hay mucha distancia entre un desastre y la posibilidad de que se concrete. Palabras como vulnerabilidad y desastres se han hecho más o menos comunes. He aquí parte de ese ABC.

¿Qué es el riesgo?: Es la combinación de la probabilidad de que se produzca un evento y sus consecuencias negativas.

Y la gestión de Riesgos: El enfoque y la práctica sistemática de gestionar la incertidumbre para minimizar los daños y las pérdidas potenciales.

Pero… ¿Y el riesgo de desastre?:
Gestión del Riesgo de Desastre, definida en forma genérica, se refiere a un proceso social cuyo fin último es la previsión, la reducción y el control permanente de los factores de riesgo de desastre en la sociedad, en consonancia con, e integrada al logro de pautas de desarrollo humano, económico, ambiental y territorial, sostenibles”.  (Narváez, Lavell y  Pérez, 2009, p. 33). 

Riesgos = amenaza x vulnerabilidad


Así es. El riesgo de desastre es la combinación de dos conceptos. Por un lado amenaza, que puede ser de origen natural o provocada por el hombre. Y por otro lado la vulnerabilidad, que se define como: “Las características y las circunstancias de una comunidad, sistema o bien que los hacen susceptibles a los efectos dañinos de una amenaza”.





Por supuesto que las amenazas son activadoras de los desastres. Pero esas amenazas son tales si hay una comunidad bajo situación de riesgo. Una vista de La Mucuy.




FUE NOTICIA ESTA SEMANA


REPÚBLICA DOMINICANA
La gestión de riesgo
presente en las aulas


En octubre pasado, más de mil 200 estudiantes de escuelas públicas de la ciudad costera de Puerto Plata, al norte, participaron con éxito en un simulacro de evacuación por advertencia de tsunami. Aunque estos fenómenos naturales -generalmente causados por sismos- no son muy frecuentes en este país, la historia demuestra que es vulnerable a ellos.
El ejercicio de los estudiantes finalizó el proyecto "Comunidades Resilientes a Sismos y Tsunamis en Puerto Plata”, ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Unesco, con el financiamiento de la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea y la ONG española Anesvad. / Información tomada parcialmente de la página: www.entornointeligente.com




VENEZUELA
Cáritas realizó monitoreo
de Proyecto Dipecho

Con motivo de desarrollarse el monitoreo final del proyecto “Fortaleciendo a las autoridades locales para mejorar su incidencia en las comunidades vulnerables, a través de la Reducción de Riesgo de Desastres en el estado Táchira”, ejecutado en el marco del Plan de Acción DIPECHO 2013-2014 - América del Sur, el pasado martes 25 de noviembre se realizaron varias actividades en los municipios Fernández Feo y  San Cristóbal, del estado fronterizo.

Estuvieron encabezando esta gira Xavier Muenala, Asistente del Programa ECHO-Quito; Janeth Márquez, Directora Ejecutiva de Cáritas Venezuela; Rubén Reyes Cáceres, Coordinador Nacional Gestión de Riesgo y Ambiente de Cáritas de Venezuela; Jaime Otero, Sub-Director de Protección Civil del estado Táchira y Jhonny Cruz Director del Educación de Protección Civil Táchira. / Flor Piñango / Prensa Cáritas de Venezuela.


ELECCIONES / José Araque representará a grupos voluntarios




José Araque, coordinador del Grupo de Operaciones 
Tácticas Tulio Febres Cordero, es el nuevo vocero del voluntariado merideño.



En el Salón de Capacitaciones del Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del Estado Mérida (INPRADEM), el pasado 23 de noviembre, se realizó la elección del Representante y Delegado de las Organizaciones Voluntarias del estado Mérida ante Protección Civil Estatal, resultando electo José Araque, quien se desempeña como coordinador del Grupo de Operaciones Tácticas Tulio Febres Cordero.

Araque, en su nueva condición, hizo un llamado a todas las organizaciones voluntarias. “Es de suma importancia que  nosotros como organizaciones voluntarias unifiquemos criterios para, de este modo, determinar debilidades y fortalezas, precisando sus categorías,  especializaciones, equipos e insumos necesarios para el fiel cumplimiento de sus metas”.


Anunció que “estaremos trabajando con los organismos de emergencias y prevención abriendo mecanismos de trabajo para apoyar proyectos que fortalezcan el Voluntariado Nacional y continuar con el apoyo en emergencias y desastres con las instituciones competentes”. / Información tomada del sitio http://gruporescateloscuros.blogspot.com