lunes, 13 de julio de 2015

Ocho municipios venezolanos toman el camino que conduce a la resiliencia

Participan en el proyecto nacional “Prevenimos desastres planificando seguro” del Cesap-UE


La alcaldía de Libertador del estado Mérida es una de las que toma parte en la iniciativa. Aquí el grupo de funcionarias y funcionarios aportan datos sobre su municipio.

Del 6 al 10 de julio, los representantes de ocho municipalidades venezolanas tomaron parte del primer ciclo de formación que hace parte del proyecto que financia la Unión Europea y coordina el centro Social Cesap. De la mano del asesor internacional Jaime Valdés, más de sesenta funcionarios tomaron las iniciales herramientas con las que intentarán construir un camino directo a una gestión de desarrollo que incluya al riesgo y a la resiliencia como factores fundamentales.


Adelfo Solarte
adelfo.solarte@gmail.com

Con tono pausado, varias veces el asesor internacional Jaime Valdés, recitó lo que hay detrás de la palabra resiliencia: la capacidad de un sistema, comunidad o sociedad expuestos a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de sus efectos de manera oportuna y eficaz, lo que incluye la preservación y la restauración de sus estructuras y funciones básicas.
La resiliencia es, pues, una buena postura social ante los riesgos de que se produzca un desastre y de allí que aquellos los más de sesenta participantes del primer ciclo de formación del proyecto “Prevenimos Desastres Planificando Seguro”, no dudaron en tomar nota de esa vital indicación.
Por supuesto, más de uno preguntó: “Ya sabemos cuál es el norte y, ahora ¿Qué debemos hacer para llegar hasta allá? Bueno, para eso era esta inédita actividad formativa.

Un proyecto, todo un país

Jaime Valdés es el asesor del proyecto que lleva como nombre oficial: “Gestión del Riesgo de Desastres, Fortalecimiento de Capacidades y Procesos de Planificación Estratégica Participativa para el Desarrollo Local Sostenible del Territorio”, pero cuya traducción más efectiva es “Prevenimos desastres planificando seguro”, que con un decidido apoyo y financiamiento de la Unión Europea (UE) y la ejecución nacional del Centro Social Cesap, se desarrolla en ocho municipios de Venezuela: Mario Briceño Iragorry (estado Aragua) Iribarren (estado Lara), Sucre (estado Sucre), San Francisco (estado Zulia) Valera (estado Trujillo) Guanta (estado Anzoátegui) Sucre (estado Miranda) y Libertador (estado Mérida).
De cada una de esos gobiernos municipales fueron escogidos ocho funcionarios para que tomaran parte de un ciclo de formación que abarca nueve meses pero cuyos resultados, es la idea, se proyectarán en el tiempo.
Abelina Caro, la coordinadora nacional del proyecto, considera que Venezuela es privilegiada por contar con el apoyo de la Unión Europea para construir conocimientos para llevar la gestión del riesgo, la resiliencia, el desarrollo sostenible y la planificación participativa del territorio a hacerse presentes como herramientas que propendan a generar mayor calidad de vida y seguridad en los municipios.
Jaime Valdés, como asesor, aportó parte de las herramientas a través de acertadas ponencias y guiando ejercicios entre los presentes. Ahora le toca a los ocho municipios transformar la letra en acciones o como bien se indicó en este primer ciclo de formación “convertir documentos en herramientas y oraciones en acciones”.




Jaime Valdés y Abelina Caro guiaron a los presentes por los primeros módulos del ciclo formativo.



Tareas pendientes


Según explicó Abelina Caro, coordinadora nacional del proyecto “Prevenimos desastres planificando seguro” (Cesap-UE), los funcionarios que participaron en este primer ciclo de formación adelantarán en sus respectivos municipios réplicas formativas, para ajustar lo aprendido a las necesidades y expectativas locales. Igualmente, según Caro, estos mismos participantes diseñarán un Mapeo o Cartografía Macro del Riesgo en sus entidades locales. Este proceso será compartido en el segundo clico de formación, planteado para el mes de octubre de este año

YA NOS PASÓ / Dieciocho años después sigue vivo el recuerdo de Cariaco

Una de las imágenes más recordadas de Cariaco: la destrucción de espacios educativos.

El 9 de julio de 1997, un terremoto de magnitud 6,9 Mw, afectó el pueblo de Cariaco, estado Sucre. El evento telúrico ocurrió a las 3:23 de la tarde, a una profundidad de 9,4 km. Este sismo causó daños graves en algunas localidades del estado oriental y las mayores afectaciones se evidenciaron en las poblaciones de Cariaco y Cumaná. El movimiento telúrico fue sentido en gran parte de Venezuela y Trinidad y Tobago.

La energía liberada por el terremoto fue tan intensa que los sismógrafos se saturaron, indicaron fuentes de Funvisis. Ese día ocurrieron seis réplicas del sismo, de las cuales la última no fue percibida por ninguno de los habitantes, pero si fue registrada por los sismógrafos de la fundación.

La Red Sismológica Nacional está diseñada para detectar cualquier sismo, incluso los que las personas no sienten, pero los sismos ocurren y hay que cuantificarlos, se llevan estadísticas para elaborar un catálogo de todas sus ocurrencias.

Luego del Terremoto de Cariaco ocurrieron varias réplicas, a las 3:24 la primera, y luego a las 4:04, 4:07, 4:54, 5:33. 6:13 y 6:32 minutos.

De acuerdo a las estadísticas publicadas, el sismo ocasionó 71 víctimas, 520 heridos y cerca de siete mil damnificados.


Ya nos pasó…nos puede volver a pasar




FUE NOTICIA ESTA SEMANA


PERÚ

Alistan planes de seguridad
y evacuación en alcaldía

En los próximos días se procederá a elaborar y actualizar los planes de seguridad y evacuación en Defensa Civil, tanto de la sede principal y las diversas instalaciones externas que tiene la Municipalidad Provincial de Sullana, en Perú,  con el propósito de facilitar el desalojo ordenado y seguro de los trabajadores y usuarios ante la ocurrencia de algún evento adverso caso de un incendio o terremoto.
Así lo dio a conocer el subgerente de gestión del riesgo de desastres, Juan Domingo Saldarriaga Atoche, durante una primera jornada de sensibilización a un grupo de servidores municipales que se preparan para ser brigadistas de emergencias en la institución edil de manera voluntaria apoyar en las actividades de preparación y respuesta. // Con información de: www.elregionalpiura.com.pe/


VENEZUELA

Organismos evalúan técnicas
de reforzamiento sísmico

Con el objetivo de estudiar experimentalmente diferentes técnicas de reforzamiento sísmico de las principales tipologías constructivas de las viviendas informales de los barrios de Caracas, la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvsis), en conjunto con el Centro Nacional de Investigación y Certificación en Vivienda, Hábitat y Desarrollo Urbano (Cenvih) y el Instituto de Materiales y Modelos Estructurales (Imme) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV), realizan ensayos de muros de mampostería confinada, en el marco de la reducción de los niveles de vulnerabilidad en caso de terremotos.

Mediante estos ensayos, se evalúa la relación costo/beneficio/factibilidad que permita proponer un esquema de intervención eficiente y técnicamente avalado, de práctica implementación, ejecutado por los propios habitantes de los barrios, orientado a la reducción de los niveles de vulnerabilidad sísmica existente en las viviendas de este importante segmento de la población venezolana.
Según esta propuesta de reforzamiento, proponen el uso de la mampostería reforzada, la cual consiste en la colocación de mallas de uso común  dentro de un mortero de recubrimiento (friso) en una o ambas caras laterales de los muros, fijándola a ellos mediante conectores o clavos de acero. // Con información de: www.funvisis.gob.ve


Funcionarios de la Alcaldía de Mérida se forman en temas de gestión de riesgos


Ocho funcionarios de la Alcaldía del Municipio Libertador viajaron el pasado lunes 6 de julio al inicio del primer ciclo de formación. Estros funcionarios estarán durante nueve meses capacitándose en temas de planificación, participación, desarrollo sustentable, con vinculación directa en el área de gestión de riesgos. Junto a ellos, casi 80 funcionarios de todo el país recibirán estos aportes del conocimiento.


Una vista de la ciudad de Mérida. La Alcaldía de Libertador ha sido invitada a formar parte del proyecto “Prevenimos desastres, planificando seguro”.


Adelfo Solarte
adelfo.solarte@gmail.com

La Alcaldía del Municipio Libertador del estado Mérida ha dicho presente en uno de los proyectos más importantes que se ejecutan en el país en el tema de gestión de riesgos, a escala local.
Se trata de la iniciativa “Gestión del Riesgo de Desastres, Fortalecimiento de Capacidades y Procesos de Planificación Estratégica Participativa para el Desarrollo Local Sostenible del Territorio”, que con un decidido apoyo y financiamiento de la Unión Europea (UE) y la ejecución nacional del Centro Social Cesap, se desarrolla en ocho municipios de Venezuela: Mario Briceño Iragorry (estado Aragua) Iribarren (estado Lara), Sucre (estado Sucre), San Francisco (estado Zulia) Valera (estado Trujillo) Guanta (estado Anzoátegui) Sucre (estado Miranda) y Libertador (estado Mérida).
El proyecto ha sido denominado “Prevenimos desastres, planificando seguro” debido a la incidencia que se hará durante el desarrollo en los temas de planificación del territorio, planificación urbana y otros elementos fundamentales en la dinámica de los gobiernos, como lo es la participación ciudadana.

Van de formación

Con el apoyo del alcalde Carlos García, principal autoridad del municipio Libertador del estado Mérida, los funcionarios designados para tomar parte en el proceso de capacitación de funcionarios municipales – una de las líneas de acción fundamental del proyecto - son Ingrid Rodríguez, quien es la coordinadora de Protección Civil y Gestión de Riesgos de la Alcaldía de Libertador;
Ana Luzmila Trujillo,  Jefe del Departamento de Planificación Urbana;  Erika Lares Molina,  Jefa del Departamento de Salud;  Xiomara Odón, Gerente de Desarrollo Social; Carlos Pérez, Jefe del Departamento de Participación Ciudadana;  Daniela  Molina Gómez, Jefa del Departamento de Catastro;
Delly Reverol, coordinadora de la Oficina Técnica del Consejo Local de Planificación Pública (CLPP) y Sabel González, quien asistirá como parte de los actores fundamentales que en la ciudad de Mérida trabajan sobre el tema participativo en gestión de riesgos.
Luego de este ciclo formativo, los funcionarios trabajarán en las líneas designadas por un grupo de expertos en el área de gestión de riesgos y, en tres meses, retornarán a continuar con su proceso formativo. Hay que decir que de cada alcaldía participante, asistirán 8 funcionarios para un total de 64 personas capacitadas quienes, luego, replicarán esos conocimientos en sus propias instancias de trabajo municipal.




Parte del grupo de funcionarios de la Alcaldía de Libertador y actores de la gestión de riesgos, junto al promotor local del proyecto.

Apoyo desde arriba

La participación de los funcionarios de la Alcaldía de Libertador y demás actores de la gestión de riesgos de desastres de la ciudad de Mérida cuentan con el decidido apoyo del alcalde Carlos García, quien ha manifestado desde el año pasado que Mérida entiende la necesidad de trabajar en el tema de la gestión de riesgos y de allí que haya apoyado iniciativas como “Mi Ciudad se está preparando”, del proyecto Ciudades Resilientes y ahora “Prevenimos desastres, planificando seguro”.


YA NOS PASÓ / El terremoto de Caracas marcó la historia de la capital





A las 7:30 de la noche del día 29 de julio de 1967, hace casi 48 años, muchos venezolanos se disponían a ver la transmisión del Miss Universo. Como era usual en este concurso, la candidata favorita era la venezolana.

Pero los televidentes no alcanzarían a ver la final entre la criolla Mariela Pérez Branger y la también favorita, la candidata estadounidense, porque a las 8:02 de la noche comenzó un movimiento telúrico de 6,5 de magnitud que se convirtió el terremoto más destructivo que azotó Caracas en épocas recientes.
Ese sismo sería recordado porque por sus efectos casi 300 personas murieron esa noche. El terremoto también dejó dos mil heridos y decenas de edificios totalmente colapsados.

El terremoto marcó un antes y un después en la capital del país y para los efectos de los estudios sísmicos, se convirtió también en paradigma de lo que puede llegar a ocurrir si no se atienden temas cruciales como la ingeniería sismorresistente.



Ya nos pasó…nos puede volver a pasar

FUE NOTICIA ESTA SEMANA


PERÚ

Autoridades preocupados por
llegada de El Niño “extraordinario”


Los pescadores peruanos podrían verse afectados por El Niño

El Fenómeno de El Niño no solo podría ser de “fuerte a extraordinario” como el de 1982 - 1983, sino que el Perú no está totalmente preparado para enfrentarlo, según observó un grupo de expertos en el seminario internacional “El Niño hoy, situación y perspectivas”, realizado en Lima.
Ena Jaimez, meteoróloga especialista de Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) , informó que las autoridades se preparan para un “Niño extraordinario”, cuyas consecuencias serían lluvias intensas e inundaciones en el norte, huaicos en la sierra central, sequías en el sur , destrucción de servicios de agua y comunicaciones y hasta la caída del PBI.

A ello se suma efectos en el agro, la pesca y hasta el incremento de enfermedades diarreicas, dengue y malaria.
Solo los fenómenos de El Niño de 1982 -1983 y 1997 y 1998 provocaron una caída del PBI promedio del 5 al 7% y las pérdidas económicas en daños llegaron a 2.277 millones y 3.569 millones de dólares, respectivamente.
Jaimez dudó que el Perú pueda capear de manera eficaz ese temporal dada la “vulnerabilidad de su población”. Explicó que, actualmente, en la capital y muchas regiones del norte la informalidad de viviendas en zonas de alto riesgo es creciente y peligrosa.
Según el mapa de Cenepred, unas 16 regiones se verían afectadas por El Niño. Asimismo, son detectados unos 500 puntos críticos, entre ellos, las cuencas del Rímac, Santa Eulalia, Chillón, Lacramarca, La Leche, Piura y Tumbes, donde hay centros poblados muy cercanos. / Información tomada a partir de: http://diariocorreo.pe


PARAGUAY

UE destina recursos para
preparación ante desastres


Las inversiones se concentran en el Alto Paraguay

La Comisión Europea, a través de su programa de Preparación ante Desastres (Dipecho), destinará 2.3 millones de euros a proyectos de preparación ante desastres que beneficiarán a Asunción y a los departamentos de Alto Paraguay, Presidente Hayes e Itapúa para el año entrante.

Serán 4 proyectos de 20 meses para beneficiar a unas 15 mil personas que viven en condiciones de vulnerabilidad ante el riesgo de inundaciones. “Más que nada son programas de capacitación a las comunidades. Tienen un pequeño componente para infraestructura que podría ser un puente o alguna obra necesaria para favorecer el desplazamiento”, explicó Javier Muenala, del departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Unión Europea. / Información tomada a partir de: www.lanacion.com.py

martes, 16 de junio de 2015

Cambio Climático y GRD buscan espacio en la agenda pública

En opinión del especialista Jesús Peña – ingeniero forestal y comunicador social -,  el clima representa para los gestores del riesgo de desastre una variable primordial, puesto que al menos un 85 por ciento de los desastres en el mundo están directamente relacionados con las condiciones climáticas e hidrometeorológicas.

Los efectos del cambio climático inciden en las acciones de gestión de riesgos, fundamentalmente en los espacios locales.
Nilsa Gulfo

Desde hace rato los organismos internacionales   han puesto la vista en las condiciones climáticas y sus consecuencias en las actividades productivas y sociales del planeta. 
Los debates en este sentido, giran en torno a la imposibilidad de muchos gobiernos- sobre todo de América Latina- de hacer frente a las pérdidas humanas y económicas cuando fenómenos hidrometeorológicos como lluvias extremas, huracanes, deslaves y otros desastres, se hacen presentes.
A decir de un estudioso del tema como lo es el Ingeniero Forestal y Comunicador Social Jesús Peña, el clima representa para los gestores del riesgo de desastre, una variable primordial, puesto que al menos un 85 por ciento de los desastres en el mundo están directamente relacionados con las condiciones climáticas e hidrometeorológicas.
“Desde el punto de vista económico y social, muchas de las actividades productivas y sociales son altamente dependientes del clima. La agricultura, la hidroelectricidad, el abastecimiento de agua potable, la pesca y ganadería, entre otros, son algunos ejemplos”,  recalcó.
Explicó Peña que con el cambio climático y sus nuevas amenazas se supone que el nivel de riesgo puede aumentar, lo que hace aún más imperativa una gestión del riesgo que cumpla su meta fundamental y, a la vez, busque mejoras importantes en los procesos de gestión y gobernanza del riesgo en comparación con lo logrado históricamente.
Asegura que en cuanto a sus orígenes, ambas estrategias, la gestión del riesgo de desastres  y la adaptación al cambio climático, nacen de forma separada, aunque persiguen fines genéricos comunes como el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza. No obstante, en su opinión, los gobiernos deben tener en cuenta ambas variables cuando de planificación se trate.

En busca de un lugar en agenda

De acuerdo a la opinión de Jesús Peña, quien además es periodista con una maestría en Planificación y Ordenamiento del Territorio (ULA), los gobiernos locales están en la obligación de incluir en la agenda pública la Gestión de Riesgos y el Cambio Climático como variables fundamentales que permitan asegurar condiciones para un desarrollo con visión de sostenibilidad.
“Por un lado –dijo-  tomar en cuenta el cambio climático, significa tener en consideración el patrón de recurrencia, intensidad o incidencia de eventos climáticos que pueden estar en un rango que abarca desde los eventos extremos hasta los de menor intensidad, pero siempre con la potencialidad de generar efectos negativos en la sociedad, como la ocurrencia de desastres”.
Agregó que, por otro lado, está la  gestión que implica intervenciones en los procesos de desarrollo para reducir las causas que generan la exposición, las amenazas y la vulnerabilidad, además de  la promoción de procesos de respuesta y reconstrucción complementarios a las decisiones de desarrollo y seguridad./ NG /  CNP:  6779.



En lo local está la clave


Jesús Peña, ingeniero y periodista,  recalcó la necesidad de que sean los gobiernos locales los que asuman el compromiso de vincular tanto la gestión del riesgo ante desastres como el cambio climático, pues son ellos los que están más cercanos a las comunidades que están amenazadas y propensas a sufrir los efectos  de los desastres hidrometeorológicos.