miércoles, 29 de octubre de 2014

MÉRIDA / Municipio Santos Marquina da pasos firmes hacia la gestión de riesgos de desastres



·    Iniciaron contactos con especialistas para orientar el proceso de conformación de un Gabinete Municipal de Gestión de Riesgos Socionaturales y tecnológicos.


El salón de sesiones de la Cámara Municipal de Santos Marquina, fue el espacio donde se cumplió con esta actividad encaminada a apoyar al municipio en sus intenciones de alinearse con la Ley de Gestión de Riesgos. / Foto: AS

Pese a la importancia que cada día cobra la gestión de riesgos como mecanismo para adecuar las políticas públicas y enmarcarlas en acciones en pro de un desarrollo sostenible a escala local, de los 335 municipios que existen en Venezuela, sólo un puñado ha asumido con cierta formalidad este tema.
Pero, aunque de a poco,  ese panorama tiende a cambiar. Para muestra un botón que se asoma como ejemplo de interés: el municipio Santos Marquina, una pequeña entidad de 192 kilómetros cuadrados en la que habitan alrededor de 20 mil personas y que hace parte de la zona metropolitana del Estado Mérida, concretó este  miércoles 29 de octubre una importante reunión de trabajo, en el camino de darle forma a un Gabinete Municipal de Gestión Integral de Riesgos Socionaturales y Tecnológicos.
En esta reunión, efectuada en el salón de sesiones de la Cámara Municipal, estuvo presente Balmore Otalora,  alcalde de Santos Marquina; además  cuatro de los siete concejales de esa entidad, específicamente Jean Carlos Lara, Jesús Jerez, Miguelina Parra y Jacinto Maldonado. Miembros del Consejo Local de Planificación, representantes de los consejos comunales y representante del Grupo de Rescate Santos Marquina, junto a invitados especiales, se sumaron a esta actividad.
El concejal Jacinto Maldonado, uno de los activos convocantes de este encuentro, manifestó que la idea de la actividad era reconocer el tema de la gestión de riesgos y recibir orientaciones sobre la constitución y misión de un Gabinete de Gestión de Riesgos.
Esa misión orientadora del proceso, le correspondió al Dr. Raúl Estévez, experto en el tema de la gestión de riesgos,  comisionado por el Viceministerio de Gestión de Riesgos, físico, sismólogo y, como el suele definir a los preocupados en el área “riesgólogo”.  
Estévez, acompañado del periodista Adelfo Solarte, miembro de la directiva e investigador del Cigir y coordinador de las Redes Locales de Gestión de Riegos, alentaron a los presentes a madurar la iniciativa mediante el seguimiento de lo que la Ley de Gestión de Riesgos Socionaturales y Tecnológicos (2009) indica en materia de gobiernos municipales.

Recomendaciones puntuales

La Ley de Gestión de Riesgos Socionaturales y Tecnológicos reza en su artículo 16 que “En cada municipio funcionará un Gabinete Municipal de Gestión Integral de Riesgos Socionaturales y Tecnológicos, adscrito a su respectivo Consejo Local de Planificación Pública, con el objeto de dar cumplimiento a las políticas nacional y estadal en la materia y ejecutar las actividades a ella vinculada, en su ámbito territorial. El Alcalde designará la instancia ejecutora de las decisiones de dicho Gabinete”.
Inspirados en ese llamado, las autoridades de Santos Marquina dijeron sentirse motivados a caminar en la senda de la gestión de riesgos, aunque algunos reconocieron que aún existen cierta desinformación sobre la Ley, el Gabinete y los alcances de las funciones.
De allí que Raúl Estévez, en su exposición de poco más de una hora,  al cual intituló “Gestión de Riesgos y Gobierno Municipal” hiciese un recorrido por los conceptos fundamentales sobre desastres, amenazas, vulnerabilidades y riesgo. Presentó ejemplo que ilustra que los desastres son la evidencia de procesos de desarrollo mal enfocados y culminó con una serie de recomendaciones a las autoridades presentes.
“Lo fundamental es informarse sobre las condiciones que imponen cierto tipos de riesgos, bien sea naturales o humanos. También se debe incluir la variable riesgos de forma transversal en toda la estructura del gobierno municipal, para que cada quien haga lo que tiene que hacer en su cotidianidad y atender las acciones de mitigación y prevención según ciertas prioridades. Esas son algunas acciones a seguir”, recomendó Estévez.
El alcalde Balmore Otalora agradeció el apoyo brindado y llamó a concretar, a mediados de noviembre, una nueva reunión, a los fines de  involucrar no sólo al Consejo Local de Planificación Pública sino a sectores como educación, salud, turismo, infraestructura, participación social, entre otros. “Estamos a la orden y queremos ajustarnos a lo que la Ley nos llama a atender en nuestro ámbito de competencia”, afirmó Otalora. /CNP: 8965


 El alcalde Balmore Otalora, estuvo atento a la charla de orientación ofrecida a los miembros del Consejo Local de Planificación. /Foto AS


 El siempre colaborador Dr. Raúl Estévez, del Cigir - ULA,  explicó las razones que hacen necesaria la atención de los gobiernos locales al tema de la gestión de riesgos de desastres. / Foto AS



 Un aspecto de la representación de concejales, miembros de consejos comunales que hacen vida en el Consejo de Planificación,  e invitados especiales. /Foto AS



lunes, 27 de octubre de 2014

Periodistas y bomberos se unieron para mejorar capacidades informativas


El Curso se efectuó durante todo el día sábado en el Cuartel Central del Cuerpo de Bomberos del estado Mérida, en la Urbanización Humboldt de la ciudad de Mérida. En estas actividades formativas participaron casi 30 periodistas de diversos medios de comunicación del estado. La iniciativa, según los organizadores, será extendida mediante nuevos cursos y actividades de capacitación.


 Un aspecto en la que periodistas y Bomberos se involucraron como instituciones en función de mejorar las capacidades del trabajo informativo. /Foto: AS


Periodistas y bomberos se ven las caras muy a menudo. Se puede decir que tras las sirenas encendidas de los camiones y ambulancias que los bomberos conducen con premura al lugar de algún siniestro, van muy de cerca los periodistas. A veces, incluso, cuando llegan los bomberos son saludados por los reporteros quienes,  suelen llegar a la escena antes que los rescatistas.
Esa unión entre comunicadores y bomberos ha tenido, en el caso venezolano, momentos tan intensos, como el vivido el domingo 19 de diciembre de 1982, cuando explotó un tanque de combustible usado por la Planta Termoeléctrica Ricardo Zuloaga, en el sector Tacoa, en el hoy estado Vargas, muy cerca de Maiquetía.
De los 180 muertos que dejó la tragedia, la mayoría eran bomberos y periodistas. Trabajaron juntos…Murieron juntos.
Teniendo en cuenta esos vínculos, consustanciales a las funciones de cada uno de estos profesionales (rescatar y salvar, para los bomberos; informar con premura y veracidad, para los periodistas), el pasado sábado se unieron bomberos y periodistas en una actividad que fue bautizada como Primer Curso de Corresponsales de Emergencia.
Este curso contó con el apoyo irrestricto del Cuerpo de Bomberos del estado Mérida, en la figura de su Comandante, Yostón Peña, y de todo el personal bomberil, quienes con profesionalismo y mucha empatía, transmitieron a los periodistas conocimientos sobre leyes del sector, atención de incendios, de emergencias pre hospitalarias y de rescate. Incluso hubo un simulacro ampliamente participativo.
El Comandante Peña dijo que el objetivo de estos cursos es el de lograr “que los periodistas y los bomberos se encuentren e identifiquen como actores de escenarios que pueden conllevar riesgos” y en los que regularmente se requiere el manejo de conocimientos técnicos.
Lewis Sánchez, uno de los organizadores por la parte periodística comentó sobre la participación y dijo que la alianza con el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) Seccional Mérida, seguirá delante de la mano de los bomberos para permitir a los comunicadores el acceso a un conocimiento más amplio de las situaciones de emergencias.

 Vienen más


Al finalizar este primer Curso de Corresponsales de Emergencia, los organizadores informaron que en las próximas semanas estarán anunciando la repetición de esta misma actividad, dirigida a la gran cantidad de comunicadores que, por diversas razones, no pudieron acceder al primer curso. “Luego vendrán actividades formativas específicas que ampliarán el conocimiento de los periodistas sobre los elementos de emergencia, necesarios para mejorar su trabajo”, comentó el Comandante Yostón Peña.





Fue una larga pero provechosa jornada durante el todo el sábado 25 de octubre en la sede Central del Cuerpo de Bomberos. Las imágenes muestran la participacoón de los comunicadores merideños en distintos módulos formativos sobre emergencia pre hospitalaria, rescate e incendios.

MÉRIDA / Ingeomín apoya investigación sobre zonificación en La Mucuy






Aspectos de la visita en la que funcionarios de Ingeomín recorrieron La Mucuy (Alta y Baja) junto a representantes de la comunidad. El proyecto Redes Locales de Gestión de Riesgos (Cesap-Uniandes) también estuvo presente.

El pasado viernes 24 de octubre, en horas de la mañana, una comisión del Instituto Nacional de Geología y Minería de Venezuela (Ingeomín), acompañó al tesista Francisco Mogollón y a varios representantes de las comunidades de La Mucuy Baja y Mucuy Alta, a un recorrido por el entorno de las quebradas No León y La Mucuy, con la intención de hacer una visualización de aquellas áreas en las cuales la comunidad supone la existencia de riesgos de crecidas y otros eventos que pueden ocasionar emergencias o desastres.

Los funcionarios Riguey Valladares y William Guillén, por Ingeomín, comentaron que la investigación de Francisco Mogollón se alínea con los intereses de Ingeomín en cuanto a caracterizar la cuenca de La Mucuy, lugar en el que la comunidad ha solicitado al Instituto apoyo para definir los reales escenarios de desastres.

Patricia Jácome, Mildred Carrero y Jan Mouchet, representantes de la Asociación  Vecinos por el Ambiente, la primera, y de los Consejos Comunales de la zona, el resto,  acompañaron a Ingeomín y a Mogollón por sectores aledaños a las quebradas, además de señalar situaciones, como la sacada de arena y piedra, que aumentan el riesgo a las crecidas.


La investigación, si bien se inicia, promete otorgar a la comunidad mayores datos técnicos que pueden usar en el camino de involucrar a otros organismos en la búsqueda de acciones mitigadoras y preventivas para la comunidad. /AS / CNP: 8965

YA NOS PASÓ / La intensa actividad sísmica del año 2009



Según Funvisis, el 2009 fue el año en el que Venezuela sufrió una de las mayores  actividades sísmicas de los últimos  tiempos, ya que se registraron    varios  sismos importantes y de gran intensidad.

Fueron 14 los sismos mayores a los 4 grados que se reportaron durante todo el año 2009  y más de mil  300 los de menor intensidad.

Un sismo importante que ocurrió en septiembre del año 2009, con epicentro a 28 km del noreste de la ciudad de Morón y  de Magnitud 6.3 fue de hecho el más fuerte en Venezuela desde el Terremoto de Cariaco, y en función de la ciudad de Caracas, fue  el más  intenso sentido desde el Terremoto que ocurrió en esa ciudad en el año 1967.

Según los expertos éstos sismos son normales y se deben al movimiento de las placa Suramericana, con respecto a la Caribeña, ambas causantes de éstos movimientos.

"Los sismos son científicamente comprobados como impredecibles y Venezuela es un país de alta actividad sísmica".


Ya nos pasó… ¡Nos puede volver a pasar!

Riesgo de desastres y resiliencia

El presente artículo fue escrito por el Padre Armando Janssens. Lo publicó originalmente en el diario El Nacional, el fecha 19 de octubre. Tomamos estas reflexiones desde la versión digital del mismo diario (El Nacional) y las reproducimos en el blog sólo con fines de divulgación de los temas que suelen ser objeto de análisis en este espacio y por el valor no sólo de lo que se plantea sino de quien lo plantea.


No solamente en nuestro país con su peculiar problemática, sino también en todo nuestro continente, y en el mundo entero, el tema de los desastres y la capacidad de las comunidades de reaccionar adecuadamente adquiere importancia de primer rango. La creciente población mundial que vive cercana a lugares vulnerables, además del cambio climático con su impacto en todos los órdenes, nos plantean situaciones de crisis que solo mancomunadamente se pueden enfrentar con éxito. Las instancias gubernamentales debidamente organizadas y preparadas, junto con las comunidades concientizadas y capacitadas son, en los momentos de crisis, los brazos fuertes de la acción salvadora de vidas humanas y de bienes de los habitantes.
Las mayores amenazas percibidas entre nosotros son las inundaciones y las lluvias fuertes, deslaves destructores, sismos y terremotos, desbordamiento de ríos y quebradas, incendios forestales y urbanos, vientos fuertes y epidemias locales frecuentes. Y no olvidar las amenazas de la violencia urbana y familiar que crea una vulnerabilidad que afecta la convivencia diaria de nuestras comunidades.
En ocasión del Día Internacional para la Reducción de Desastres, se celebró hace pocos días en las instalaciones del Grupo Social Cesap un foro al que asistieron autoridades vinculadas a los ministerios involucrados, delegados de las Naciones Unidas y de la Comunidad Europea, además de una delegada especial que coordina, desde Perú, la acción en nuestro subcontinente. Fue muy importante la participación de muchos asistentes de todas partes del país vinculados a organismos de salvamento, universidades y numerosos delegados de comunidades incorporadas en la acción mencionada.
Hay una nueva mentalidad que permite prever un crecimiento institucional y comunitario para enfrentar esta problemática con mayor eficiencia y eficacia. La prevención incluye la debida información, capacitación y organización para reducir el riesgo o el impacto negativo de los desastres una vez que sucedan y hasta una legislación internacional para ir al fondo de los problemas que hoy en día son regionales y planetarios. De parte de los organismos públicos locales se esperan políticas y lineamientos claros que impidan que se generen vulnerabilidades (como la ocupación y construcción de viviendas en territorios inseguros y los procesos de degradación ambiental) que produzcan condiciones de riesgo y culminen en desastres, con pérdidas de vidas que lamentar, daños en bienes y servicios y en medios de subsistencia. Asimismo, que dispongan de la organización y funcionamiento de la tecnología vinculada a los posibles desastres, además de la infraestructura que atenderá a la población afectada en la rehabilitación de sus servicios básicos, necesidad de alimentación, alojamiento temporal y salud. De parte de las comunidades y las organizaciones sociales que acompañan esta problemática, será especialmente la atención de las personas y familias afectadas para fomentar su resiliencia, enfrentando y superando con la mayor madurez posible estas circunstancias adversas, y acompañarlas en su adecuación familiar y personal.
Este año, la atención está centrada en los adultos mayores, víctimas más frecuentes de estos desastres. Según estudios realizados por las Naciones Unidas, se conoce la triste experiencia de que, a menudo, la cantidad de muertes de adultos mayores durante los desastres es desproporcionada. Las dificultades en la visión, la audición, las restricciones en la movilidad, las dificultades en bañarse, vestir y comer, caminar y utilizar transporte, junto con enfermedades crónicas, pueden aumentar la vulnerabilidad de las personas mayores en su capacidad de respuesta ante desastres.
Como bien lo indica el slogan escogido por las Naciones Unidas para este día, “La resiliencia es de por vida”, el aumento de la resiliencia frente a los desastres no tiene un límite cronológico, empieza a edad temprana y continúa a medida que vamos envejeciendo. La experiencia también cuenta para el aumento de la resiliencia, y es que las personas mayores tienen años de experiencia y sabiduría, así que es importante considerarlas en todas las políticas y los programas de desarrollo, incluidos los relacionados con la reducción de desastres.
En últimos años, Cesap se ha dedicado a la creación de “redes locales de gestión de riesgo de desastres”. Además, participa en estudios internacionales que miden el avance en las metas del Marco de Acción de Hyogo suscrito desde el año 2005 por 168 países. Pero a partir de la vaguada del año 1999 se ha dado prioridad a promover la toma de conciencia acerca de la importancia de la reducción del riesgo de desastres, como componente integral del desarrollo sostenible, y al acompañamiento de la población afectada en distintas partes del país.
Vivimos tiempos de grandes complejidades que obligan a las organizaciones sociales y de desarrollo social abrirse a dimensiones que antes eran casi desconocidas. El tema aquí tratado referente a “riesgo de desastres y resiliencia” es la prolongación del juicio de las naciones que, según las palabras de Jesús, definirán la entrada en el Reino de los Cielos. ¡Ojalá lo logremos!

martes, 21 de octubre de 2014

Viceministro de Gestión de Riesgos sostuvo encuentro con entes de respuesta y voluntariado

De izquierda  a derecha el Viceministro Liñayo, junto al director de PC-Mérida  - Gerardo Rojas - y otros funcionarios de Protección Civil. 

Alejandro Liñayo, Viceministro para la Gestión de Riesgo y Protección Civil – adscrito al Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores, Justicia y Paz -  sostuvo un encuentro de seguimiento con representantes de los organismos de respuesta y  del voluntariado merideño.
La reunión se cumplió el pasado lunes 20 de octubre, en horas de la tarde, en la sede del Instituto de Protección Civil y Administración  de Desastres del estado Mérida (Inpraden).
A la cita, a la cual el propio Viceministro calificó como de “encuentro informal”, acudieron  el Teniente de Bomberos T.S.U. Yoston Gerardo Peña Araque, Comandante Estadal de la Institución Bomberil; el director del Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del estado Mérida (Inpradem), TPC Gerardo Rojas, además de representantes de varios grupos de rescate, de búsqueda y salvamento que trabajan como voluntarios en distintas organizaciones ubicadas en la ciudad de Mérida y resto de esta entidad andina.
En la reunión Liñayo puso al día a los presentes en torno a los avances que en materia de adecuación de las leyes del sector de protección civil, se vienen dando en los últimos meses.
Comentó el Viceministro que con los bomberos venezolanos se ha logrado un gran avance en materia de homologación de beneficios, además de establecerse mecanismo de reorganización. Con las protecciones civiles se  busca importantes beneficios pero dado lo complejo de la estructura nacional, aún deben darse pasos importantes para seguir avanzando en materia de beneficios laborales.
Hay casos ejemplares como la PC del estado Carabobo, la  cual ha contado con el apoyo decido del Gobernador de ese estado lo que ha facilitado las decisiones sobre reestructuración o adecuación.
Por otra parte,  el Viceministerio para la Gestión de Riesgos y Protección Civil llamó a los grupos voluntarios merideños a elaborar proyectos claros y específicos, dirigidos a alinearse con las estrategias gubernamentales que se desarrollan en cuanto a la Gran Misión A todo Vida Venezuela, iniciativa en la que calza muy bien la labor del voluntariado como expresión de actividades en las que no sólo se brinda un gran apoyo a la hora de dar respuestas ante los desastres y emergencias, sino que constituyen formas probadas de alejar a los jóvenes de la violencia y desarrollar un espíritu de solidaridad y ayuda a los demás, telón de fondo de la referida Gran Misión A Toda Vida.
Alejandro Liñayo recordó que Mérida sigue anotada como una de las entidades en las que se desarrollarán plenamente la nueva estructura de atención mediante el número 911 y que dicha inclusión implica una dotación de primer nivel en todos los órdenes de la dotación a los organismos.
“Lo importante aquí es saber que cada vez que se tenga la ocasión  de conversar, conversaremos, como lo estamos haciendo hoy.  Es fundamental que las dudas, las inquietudes o preocupaciones se hablen francamente para evitar malos entendidos”, apuntó Liñayo sobre el carácter de diálogo informal entre “miembros de una sola familia” que sostuvo en Mérida. /AS / CNP/8965



Vista de los participantes en la reunión con el Viceministro para la Gestión de Riesgos y Protección Civil, Alejandro Liñayo.




MÉRIDA / Congreso analizará la gerencia en labores de búsqueda y rescate

Se trata del I Congreso Andino en Gerencia y Operaciones de Búsqueda y Rescate, que durante los días 10, 11 y 12 del próximo mes de noviembre se desarrollará en el Centro Cultural Tulio Febres Cordero, con la participación de expertos y especialistas en el área de planificación de las acciones de búsqueda y rescate en contextos urbanos.



Durante los días 10, 11 y 12 del venidero mes de noviembre, Mérida, específicamente su Centro Cultural Tulio Febres Cordero – ubicado en el casco central de la ciudad – será el escenario donde se desarrolle el I Congreso Andino en Gerencia y Operaciones de Búsqueda y Rescate.
Daniel Zerpa, miembro del Departamento de Educación del Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del Estado Mérida (Inpradem), y quien también forma parte del Comité Organizador del Congreso, explicó que la idea central que prevalece en este evento, es la de “revisar el tema de la búsqueda y rescate pero haciendo énfasis en la planificación y gerencia de estas acciones”.
Según Zerpa, regularmente los funcionarios, efectivos o personal de rescate, búsqueda y salvamento,  se centran en los aspectos operativos que, aunque fundamentales en lograr una respuesta óptima para salvar vidas, descuidan, en ocasiones, la faceta previa de planificación y gerencia.
Por lo anterior, Protección Civil Mérida, invita a todas aquellas personas interesadas en el tema, para que se inscriban y tomen parte de un Congreso en el que se ha preparado un temario amplio y completo.
Precisamente el programa incluye, entre otros temas de interés, el Análisis de escenario sísmicos en el estado Mérida,  actividad que estará a cargo del geógrafo Nerio Ramírez, de Inpradem.
Por su parte el profesor Pedro Rivero, de la Facultad de Ingeniería de la ULA, se referirá a la Simulación y comportamiento de las estructuras ante un evento sísmico.
El licenciado Oswaldo Martínez (de Protección Civil Miranda) abordará el tema de Nuevos retos de las operaciones RECON en las acciones de búsqueda y rescate en zonas de desastres.
También José Luis Núñez, del Grupo de Rescate del Metro de Caracas, presentará el tema de Adaptación y aplicación de la metodología INSARAG en los procesos de conformación  de dotación y capacitación en los USAR en Venezuela.

Otros temas serán Seguridad y rescate en espacios confinados,  Hospitales de Campaña, Incendio en Estructuras Colapsadas, Registro Nacional BREC, Síndrome de aplastamiento, entre otros.



PARA PARTICIPAR

Aquellas personas, instituciones y organizaciones que desean tomar parte en el I Congreso Andino de Gerencia y Operaciones de Búsqueda y Rescate pueden contactar con los organizadores (Central de Inpradem en el Departamento de Educación Protección Civil Mérida) usando los números telefónicos: 0274-2666922 y 0426-7298624. El costo de la actividad es sólo para fines de cobertura de gastos de los  invitados especiales e implica una inversión de 600 bolívares.