domingo, 19 de abril de 2015

FIRMA / Funvisis y la ULA fortalecen el monitoreo y estudio de eventos sísmicos

La principal casa de estudios del occidente de Venezuela y Funvisis acentúan sus vínculos. En este caso Funvisis se apoyó en el proyecto denominado Geociencia Integral de los Andes de Mérida (Giame) para entregar a la ULA un conjunto de modernos equipos que estarán ubicados en las instalaciones del Laboratorio de Geofísica de la Facultad de Ciencias, en La Hechicera.


Los equipos que aporta Funvisis a la ULA son parte del proyecto Geociencia Integral de los Andes de Mérida.


La Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) y la Universidad de Los Andes (ULA), firmaron un comodato de entrega de equipos informáticos y sismográficos, con la finalidad de socializar conocimientos científicos para ser utilizados en el registro de información sísmica, con fines académicos.
Funvisis cedió en calidad de préstamo estaciones portátiles de registro sismológico, computadoras, sistemas de posicionamiento global (GPS), entre otros. Estos equipos fueron adquiridos con recursos del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), en el marco del proyecto denominado Geociencia Integral de los Andes de Mérida (Giame).
Mediante la vigencia del contrato que durará 15 años, se determinó que los equipos estarán ubicados en las instalaciones del Laboratorio de Geofísica de la Facultad de Ciencias de la ULA, institución educativa que se comprometió a destinar los equipos científicos para el registro de información sísmica regional, con fines de orden académico.
En este sentido, Aura Fernández, presidenta de Funvisis, indicó “históricamente Funvisis ha trabajado de la mano con el Laboratorio de Geofísica de la Facultad de Ciencias de la ULA en el seguimiento de la actividad sísmica en la región, así como los estudios que en ella se realizan, no solo con fines educativos, sino también para crear planes conjuntos con las autoridades locales que permitan la reducción del riesgo por sismo en los Andes”.

Efectivo convenio

A través de este tipo de convenios Funvisis, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct), sigue demostrando la disposición e impulso constante para socializar conocimientos científicos, en el marco de la reducción de riesgo sísmico.
Información tomada del portal de Funvisis. Accesible en: www.funvisis.gob.ve



El Laboratorio de Geofísica de la ULA, ubicado en la Facultad de Ciencias, será el custodio de los equipos.

YA NOS PASÓ / El epicentro del Gran Terremoto de Los Andes se ubicó en Chiguará


Chiguará fue una de las poblaciones que más sintió el sismo. / Foto: Cortesía pueblosdevenezuela.com

El próximo 28 de abril Mérida recordará el aniversario número 121 del llamado Gran Terremoto de Los Andes, ocurrido en el año 1894.

Según los estudios que se han efectuado en torno a este importante acontecimiento histórico, el terremoto del 28 de abril de 1894 puede considerarse uno de los más intensos ocurridos en suelo venezolano ya que la magnitud estimada fue de 7.0.

El epicentro se ubicó en el pueblo de Chiguará, una localidad ubicada a 40 kilómetros de la ciudad de Mérida. Allí los daños fueron cuantiosos pero el movimiento telúrico también afectó a otras 15 poblaciones importantes en el resto del estado y región.

El número de víctimas se estimó en 350, lo cual coloca a este evento como uno de los más letales en la historia venezolana.

Ese 28 de abril de 1894, a tempranas horas de la noche, los merideños de diversas partes de la entidad comenzaron a notar extraños comportamientos en los animales, tales como el movimiento nocturno de gran cantidad de serpientes, aves dejando sus nidos y volando lejos en horas de la noche, entre otros comportamientos que fueron documentados con curiosidad, por los periodistas e historiadores. Luego, antes de las 10:15 pm de la noche, el sismo azotó el estado.

Ya nos pasó… nos puede volver a pasar.




FUE NOTICIA ESTA SEMANA



NICARAGUA

Un país ensaya un seguro
ante efectos de desastres


Por su ubicación Nicaragua es susceptible al impacto de varias amenazas a partir de fenómenos naturales.

Nicaragua se convirtió en el primer país centroamericano en sumarse al mecanismo de seguros por riesgo ante desastres naturales. Esta acción es considera un logro, pues como antecedente, el país ha sido golpeado por huracanes, terremotos, deslaves, tormentas y la afectación por el cambio climático.
El Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (COSEFIN), entre otros entes, firmaron un acuerdo que le permite a países centroamericanos adherirse formalmente para tener acceso a seguros por riesgo de desastres, con alta calidad y a bajos costos.
Para Abdel García, oficial de gestión de riesgo del Centro Humboldt tener un seguro ante desastres es una necesidad que se había planteado desde hace años, sin embargo, el país no contaba con los mecanismos y si ahora se implementa dijo que se debe valorar si el seguro va a ser integral. / Con información de: www.laprensa.com.ni


PANAMÁ

Lanzan programa escolar
de GRD de cobertura nacional

Los ministerios de Gobierno y Educación de la República de Panamá, se unieron para lanzar el Programa de Gestión Integral de Riesgo a Desastres en los Centros Educativos,  el cual cubrirá todas las escuelas públicas y privadas del país.
El Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), ha coordinado junto al Ministerio de Educación este programa, el cual orientará a la comunidad educativa en el  fortalecimiento e implementación de acciones para prevenir y responder en situaciones de emergencias o desastres, reduciendo las vulnerabilidades, riesgos, protegiendo y evitando accidentes, ya sea por causas naturales o antrópicas (de origen humano).
El Gobierno de la República de Panamá busca la integración de un equipo interinstitucional para capacitar, evaluar y monitorear el desarrollo del Programa GIRD en los centros educativos del país, garantizando así la reducción de vulnerabilidades y por ende la disminución significativa del riesgo.

Por su parte, Marcela de Paredes, ministra de Educación destacó que es la primera vez que un programa como este se realiza, “es un trabajo en equipo entre todas las instituciones que tienen la responsabilidad con los centros escolares”. / Información tomada parcialmente del sitio: http://laestrella.com.pa/

Una vista del acto en el que autoridades panameñas informaron del lanzamiento del proyecto de GIRD en espacios escolares. / Foto de: http://laestrella.com.pa/



domingo, 12 de abril de 2015

Alejandro Liñayo: Al talento humano hay que sumarle más interés del trabajo en equipo

La operación 38 K Resurrección que terminó con el feliz hallazgo de nueve ciclista perdidos en el páramo de La Culata, demostró que en Mérida hay instituciones altamente capacitadas para el trabajo de rescate y también existen individualidades capaces de las mejores acciones en las cumbres. “Pero nos falta avanzar en mejorar el trabajo en equipo ya que si algo nos ha enseñado la historia es que todo rescate exitoso es el resultado de la suma y unidad organizada”, sugiere el rescatista y desastrólogo Alejandro Liñayo.

El grupo de ciclistas, celebrando su rescate tras un verdadero Domingo de Resurrección.


Adelfo Solarte
adelfo.solarte@gmail.com

Abril comenzaba oloroso a inciensos. La Semana Santa ocupa la atención de una Venezuela que suele dividirse en dos en períodos de asueto: una parte que viaja y disfruta y  otra parte ocupada de cuidar a los vacacionistas.
El Jueves Santo, 2 de abril, un grupo de nueve ciclistas – la mayoría con buenas condiciones físicas y conocimiento de lo que implica darle al pedal en zona de alta montaña – desaparecieron en algún punto del Parque Nacional Sierra de La Culata.
Inmediatamente se activó la búsqueda, una acción en la que decenas de funcionarios y voluntarios se sumaron.
La acción, coordinada desde la sede de Inparques Mérida – arrojó el feliz resultado del hallazgo, a las 72 horas de haberse declarado la ausencia de los ciclistas. Aún para los menos creyentes, el domingo 5 de abril tuvo un significado concreto en la palabra Resurrección.

Mérida ejemplar

Alejandro Liñayo, quien se define como rescatero y desastrólogo, es una persona apasionada por la montaña.
Desde su visión de experto en Gestión del Riesgo ante desastre y de haber ejercido cargos tan notorios como ser el primer Viceministro de Gestión de Riesgos y Protección Civil de Venezuela, considera que Mérida es un estado ejemplar en lo que se refiere a investigación sobre accidentes de alta montaña, en acciones de rescate en condiciones extremas de montaña y en lo que pudiéramos llamar “suma de individualidades” de gran talento y capacidad en esos difíciles menesteres de rescate en las cumbres más altas del país.
Esos son aspectos positivos incuestionables. Pero en lo que le toca avanzar a Mérida es en lograr mejorar sus capacidades de actuación en equipo. “Creo que precisamente se debe al hecho de que aquí hay mucha gente con capacidad y eso puede dificultar someterse a una autoridad única en un momento dado. Pero en este tipo de acciones especializadas se ha comprado que se debe lograr avanzar en materia de unidad y coordinación bajo un criterio de integración de esfuerzos, no de competencia”, afirma el especialista.

 En esta oportunidad, las labores de organismos como  Bomberos, Protección Civil (Inpradem) y grupos voluntarios fueron exitosas.


Parques más regulados
Para Alejandro Liñayo, además de esa necesaria consciencia de trabajo en equipo, en Mérida sería oportuno avanzar en temas como “la regularización más eficiente de la presencia de los que utilizan los parques nacionales para realizar actividades turísticas o deportivas”, consideró el ex viceministro. Comentó que sería importante, además, tener en cuenta que una vez abierto el Teleférico Mukumbarí, será aún más apremiante atender este tema no sólo en las áreas del Teleférico, sino en donde exista la necesidad de hacerlo.


FUE NOTICIA ESTA SEMANA

VENEZUELA

Presentaron en Valera iniciativa
en GRD apoyada por Cesap



Recientemente en las instalaciones de la sede principal del Centro de Animación Juvenil (CAJ) en la ciudad de Valera (estado Trujillo) , se hizo la presentación oficial del Proyecto Gestión del Riesgos de Desastres, Fortalecimiento de Capacidades y Procesos de Planificación Estratégica Participativa para el Desarrollo Local Sostenible del Territorio a las autoridades municipales. Este proyecto es financiado a nivel nacional por la Unión Europea y coordinado en su ejecución por el Cesap.
El proyecto vislumbra contribuir a la reducción de desastres en el ámbito local, al logro de la resiliencia y a una mayor conciencia pública acerca de la importancia de la gestión de riesgos, todo esto, a través de la toma de conciencia en los funcionarios públicos municipales y otros actores locales, además de favorecer el fortalecimiento de la participación ciudadana en los procesos de planificación del desarrollo local.
La propuesta estuvo a cargo del coordinador general de Proyectos de dicha organización, licenciado Andrés Hoyos y del Promotor del Proyecto, profesor Walter Mendoza, quienes en su participación hablaron sobre la importancia de mitigar la vulnerabilidad a la que están expuestos los valeranos por la acumulación de procesos sociales, políticos y económicos errados, que nos han perjudicado en los últimos años en diferentes sectores de nuestra urbe, además de la necesidad de hacer un plan de trabajo de concientización de todos los factores involucrados para poder tener entonces un municipio con mayor participación ciudadana y más seguro. / Diario El Tiempo



CUBA

La formación humana
es un gran apoyo en la GRD

El doctor Eduardo R. Álvarez, ganador del Premio de la Academia de Ciencias (ACC) en el 2014, afirmó que Cuba rompe hoy el tabú de la gestión de riesgos como privativa de países desarrollados.

El profesor de la Facultad de Construcciones de la Universidad de Oriente obtuvo ese reconocimiento al frente de un equipo de investigadores con el proyecto Gestión de riesgos ante desastres naturales de las obras estructurales y viales de la provincia de Santiago de Cuba.

Álvarez consideró que los resultados de ese programa científico demuestran que cualquier nación, aunque no cuente con todos los recursos materiales y financieros, puede impulsar estas concepciones a partir, fundamentalmente, de una adecuada formación de los necesarios recursos humanos./ Prensa Latina





YA NOS PASÓ / Las inundaciones del 2011 fueron severas en el Sur del Lago



El Sur del Lago sufrió en 2011 una de sus peores inundaciones.


Cuando llegó el mes de mayo del año 2011,  las comunidades ubicadas en  el Sur del Lago de Maracaibo llevaban más de tres meses de lluvias continúas.

Ese mes de mayo, las inundaciones dieron por ciertos los estudios de la Organización de Naciones Unidas en los que se confirma que 99 de cada 100 desastres en Latinoamérica son causados por lluvias, inundaciones, olas de calor, sequías y deslizamientos.

Nos referimos a  todo eso que solemos agrupar en los denominados eventos de tipo hidrometeorológicos.

A los cientos de damnificados que generaron las tormentas en conjunción con una población vulnerable se sumó un negativo impacto en la producción de alimentos que provienen de esa zona.

Y es que una inundación severa  también puede ahogar la comida y en aquella ocasión nos quedamos hasta sin plátanos.

Ya nos pasó… nos puede volver a pasar.






domingo, 22 de marzo de 2015

Sendai ratifica: pasar del desastre hacia la comprensión del riesgos


Al parecer la gente tiene cierta idea, incluso clara, sobre los desastres. Ahora debe avanzarse en lograr la comprensión del riesgo como condición

Los especialistas reunidos en Sendai estiman que la aplicación del nuevo marco “requiere un fuerte compromiso y liderazgo político y será vital para el logro de futuros acuerdos sobre los objetivos de desarrollo sostenible”, en septiembre, “y el clima”, en diciembre en París.

Por: Ramesh Jaura
IPS

La Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres concluyó el pasado 18  de marzo en Sendai, Japón, luego de que los representantes de 187 Estados miembros de la ONU acordaron un nuevo marco para reducir en los próximos 15 años la mortalidad y las pérdidas económicas producidas por este tipo de fenómenos.
Pero está por verse si la adopción del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres representa una nueva era, en cumplimiento de las expectativas del secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban Ki-moon, cuando declaró en la jornada inaugural de la conferencia de alto nivel el día 14, que “la sostenibilidad comienza en Sendai”.
Margareta Wahlström, representante especial del secretario general de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres y directora de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, hizo hincapié en que el marco acordado “abre un nuevo e importante capítulo en el desarrollo sostenible, ya que esboza objetivos claros y prioridades de acción que conducirán a una reducción sustancial de los riesgos de desastre y las pérdidas en vidas, medios de vida y la salud”.

Siete metas ¿Se alcanzarán?

Por cierto, el nuevo marco señala siete metas mundiales y cuatro prioridades para los próximos 15 años.
Las metas mundiales son la reducción sustancial de la mortalidad mundial producida por los desastres, del número de personas afectadas, de las pérdidas económicas en relación con el producto interno bruto mundial, de los daños a la infraestructura fundamental y la interrupción de los servicios básicos, incluidos los servicios de salud y educación, así como el aumento en el número de países con estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres para el año 2020.
También incluyen una mayor cooperación internacional y un mayor acceso a los sistemas de alerta temprana, así como más información y evaluaciones sobre el riesgo de desastres.

La agenda es compleja

A propósito del impacto internacional del tema discutido en Sendai, la Agencia IPS realizó una entrevista a Margareta Wahlström. De esa entrevista se reproducen acá algunos pasajes.

IPS: ¿Cree que esta conferencia aportará soluciones para reducir el riesgo de desastres?

MW: La conferencia y la experiencia colectiva tienen todas las soluciones. Ese no es nuestro problema… sino tener un argumento convincente para aplicar el conocimiento que ya tenemos. Tiene que ver con las personas, con la sociedad, con las empresas, etc. No hay que simplificar la agenda, porque es bastante compleja.
Si en verdad se quiere reducir los riesgos de forma sostenible, hay que mirar a muchos sectores diferentes, y no de forma individual, sino que deben trabajar juntos… ha habido un gran progreso en estos 10 años.
Uno de los umbrales críticos que hay que cruzar es pasar del desastre a la comprensión del riesgo. Creo que todos podemos entender el desastre superficialmente, pero no es eso lo que en verdad reducirá al riesgo en el futuro. Lo que lo reducirá… es si entendemos los riesgos, no solo un riesgo, sino varios riesgos actuando en conjunción para debilitar a la sociedad.

IPS: Una cuestión importante es la resiliencia o capacidad de recuperación. Los pobres y vulnerables siempre la han tenido, pero para fortalecerla hace falta dinero y tecnología. ¿Serán posibles gracias a esta conferencia?

MW: No solo debido a la conferencia. En todo caso, la conferencia plantea las prioridades, mejora la comprensión de la integración necesaria de la planificación… la experiencia histórica demuestra que la  piedra fundacional clave de la resiliencia es el desarrollo social y económico. La gente tiene que estar sana, bien educada, tener opciones, empleos. Con eso, por supuesto… vienen riesgos nuevos.
Creo que la tecnología ya está. El problema… es su disponibilidad, que puede ser un problema de dinero, pero también una cuestión de la capacidad sobre el uso de la tecnología. Lo cual, para muchos países y personas, es realmente un problema. Tenemos que mirarnos a nosotros mismos. La tecnología evoluciona más rápidamente que la capacidad de las personas para usarla. / Información a partir de www.ipsnoticias.net/ Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga


Para Margareta Wahlström el problema es complejo así que nada se gana con simplificar demasiado la agenda.
  
Las nuevas prioridades
Las cuatro prioridades de acción discutidas como parte del  Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres son: una mejor comprensión del riesgo, una gestión fortalecida del riesgo con más inversión, una preparación más eficaz ante los desastres y la incorporación del principio de “reconstrucción mejorada” a la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción.