miércoles, 26 de agosto de 2015

Mérida forma a sus funcionarios en gestión de riesgos ante desastres

Este jueves 27 y viernes 28 de agosto se realiza el Taller de Réplica del proyecto financiado por la Unión Europea y desarrollado en el país bajo la coordinación y logística del Grupo Social CESAP.

 La ciudad de Mérida forma a sus funcionarios en el área de gestión de riesgos de desastres, mediante taller organizado por el Cesap, Uniandes y financiado por la Unión Europea . / Foto: Cortesía Espasa.


Una de las maneras de lograr que las ciudades sean más seguras ante la posibilidad de desastres, es que las autoridades y funcionarios que llevan las riendas del gobierno reconozcan las herramientas que les pueden facilitar la labor de gestionar los riesgos ante esos eventos adversos.

Precisamente esa es la intención del denominado Taller de Réplica que durante dos días, jueves 27 y viernes 28 de agosto, se desarrollará en la sede de Uniandes en la ciudad de Mérida, como parte de la iniciativa nacional “Prevenimos Desastres Planificando Seguro”, que emprende el Grupo Social Cesap con el financiamiento de la Unión Europea.

Rosa Elena Acevedo, Coordinadora Ejecutiva de la Asociación Civil Uniandes – asociada en Mérida del Grupo Social CESAP – explicó que en este taller participarán 20 personas entre funcionarios de distintos departamentos de la Alcaldía del Municipio Libertador, así como líderes comunitarios y otros actores que intervienen de manera directa en las acciones de gestionar el riesgo ante los desastres.

“Incluir la gestión del riesgo en los procesos de planificación del territorio, es una gran oportunidad para salvar vidas y evitar pérdidas humanas y materiales y por ello el Grupo Social CESAP, con el apoyo de la Unión Europea,  vienen desarrollando en 8 municipios del país este proyecto. Tenemos la fortuna de que Mérida forme parte de ese privilegiado grupo de entidades locales”, comentó Acevedo como principal vocera de Uniandes.

Durante 16 horas, en dos jornadas, los 20 participantes estarán recibiendo conocimientos sobre “Gestión del Riesgo de Desastres, Fortalecimiento de Capacidades y Procesos de Planificación Estratégica Participativa  para el Desarrollo Local Sostenible del Territorio”, que constituyen los temas fundamentales del proyecto Prevenimos Desastres Planificando Seguro.

Explicó Rosa Elena Acevedo que han recibido el apoyo de un grupo de ocho facilitadores que aportarán sus conocimientos para apoyar esta jornada formativa. “El taller es de réplica porque lo que se intenta lograr es replicar temas de gran interés en la gestión de riesgos  ante desastres que ya habían sido debatidos,  a mediados de julio pasado, en un gran encuentro de los ocho municipios participantes, efectuado en el estado Miranda”, precisó.

Este proyecto, además, cuenta con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU Hábitat, quien ha desarrollado una  iniciativa de formación similar, denominada “Resiliencia y Desarrollo Territorial Sostenible: Programa de formación Aplicada para la Reducción del Riesgo de Desastres, Generación de Resiliencia Urbana y Planificación Participativa Local” en la Región de América Latina y el Caribe. / Prensa Uniandes / AS / CNP: 8965.





domingo, 2 de agosto de 2015

Ciudades anárquicas… Desastre seguro

Un problema recurrente que frena las intenciones de generar ambientes urbanos seguros ante los riesgos de desastres socionaturales y antrópicos, es la poca o nula planificación urbana en las urbes latinoamericanas. Sin este componente, cada año seguirán registrándose muertes, heridos y pérdidas que tienen su génesis en la inadecuada planeación de los asentamientos urbanos.

El desalojo de viviendas construidas por el propio gobierno, en zonas  vulnerables (caso Edificio 2, Terraza 11 del sector El Morro, en Petare) indica que no se están cumpliendo los requerimientos técnicos para urbanizar.

Agencia Andina

Las pérdidas humanas y materiales frente a terremotos, tsunamis u otros desastres desatados a partir de eventos naturales aumentan cuando existe una deficiente planificación urbana, basada en el desorden y la informalidad, sostiene un reciente informe de las Naciones Unidas al respecto.
Según el Informe de Evaluación Global sobre la Reducción del Riesgo de Desastres 2015, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNISDR), para prevenir y mitigar los daños se requiere una confiable base de datos sobre el territorio, que incluya mapas de riesgo, así como buenas normas de construcción y zonificación que se cumplan.
Al respecto, Andrew Maskrey, coordinador del citado informe, destacó, por ejemplo, que desde hace varios años el Perú incorporó, sobre todo en el gobierno nacional, la gestión de riesgo en la inversión pública, con presupuestos importantes para prevención y mitigación de daños.
Sin embargo, consideró que este enfoque no ha sido necesariamente compartido en los gobiernos locales y regionales, algunos de los cuales carecen de capacidad institucional para gestionar la vulnerabilidad y el riesgo ante desastres.
Señaló también que muchas ciudades y centros urbanos del país carecen, desconocen la existencia o simplemente no toman en cuenta la información sobre zonificación, y autorizan sin criterio técnico o permiten la construcción de predios para fines de vivienda, comercio o industria en áreas altamente vulnerables a desastres. 

Ejemplos de la anarquía

Un ejemplo de esta situación anárquica que se vive en muchos países latinoamericanos en el plano de la ausente planificación urbana, es el de la ciudad de Lima, en su área Metropolitana, específicamente en el distrito de Chosica, donde cientos de familias han construido sus viviendas en los cauces de las quebradas por donde discurren huaicos casi todos los años en temporada de verano y lluvias. 
Como consecuencia de ello se generan pérdidas de vidas humanas y numerosas familias damnificadas que ven cómo el lodo y las piedras destruyen sus viviendas, enseres, vehículos, infraestructura pública y todo lo que se interponga en el camino del deslizamiento.




Uno de los retos más grandes para las ciudades es detener el asentamiento en zonas reconocidas como de gran riesgos.


También el sector privado

La ONU estima que si bien la inversión estatal es muy importante en este tema de la planificación urbana, la participación del sector privado en estos mismos procesos puede influir directamente en los futuros niveles de riesgo, en el cumplimiento de las normas de construcción y de planificación. Asimismo, puede conducir a un mejor diálogo con el sector público ya que una gestión urbana eficaz debe reconocer la relación directa que existe entre la infraestructura adecuada, la sostenibilidad ambiental, la productividad, la igualdad y la calidad de vida.



YA NOS PASÓ / La tormenta sísmica del páramo en julio de 2013



En los alrededores de la Laguna de Mucubají se sintieron los sismos más fuertes.

Según un informe elaborado por el Laboratorio de Geofísica de la Universidad de los Andes, durante la primera quincena del mes de junio del año 2013 comenzó una actividad microsísmica en la región del páramo de Mérida, en las cercanías de poblaciones como Mucurubá, Mucuchíes, La Toma y Apartaderos, eventos que alcanzaron su máximo el día siete de ese mes, fecha en la que se registraron 13 pequeños sismos (todos de magnitud M menora 2.5). 

Esta actividad sísmica pasó totalmente desapercibida por la población.
Sin embargo, posteriormente, el primer día del mes de julio de ese mismo año, se comenzó a registrar un nuevo episodio de actividad sísmica con epicentros en la misma región, pero esta vez con temblores que fueron sentidos en algunas ciudades y pueblos de la zona (uno de ellos de magnitud M=4, ocurrido el día 4 de julio a las 8:23 pm, en la noche, y otro de magnitud M=3.9 el viernes 5 de julio durante la tarde).

Acompañando a los sismos que fueron sentidos por la población, las estaciones sismográficas registraron cientos de microsismos que ocurrieron sin ser sentidos por la población, la mayoría de ellos fueron de tan baja magnitud que solo fueron registrados por una o dos estaciones sismográficas.


Ya nos pasó…nos puede volver a pasar



FUE NOTICIA ESTA SEMANA




VENEZUELA

Forman facilitadores comunitarios
en el área de Prevención Sísmica

Como parte de la formación continua que realiza la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), a través del programa educativo Aula Sísmica “Madeleilis Guzmán”, se llevó a cabo la preparación de los trabajadores de la Bolsa Pública de Valores, como facilitadores comunitarios en materia de reducción de la vulnerabilidad sísmica.
La actividad se efectuó en el auditorio del Fondo Nacional para la Pequeña y Mediana Industria (Fonpyme), ubicada en la Torre Europa de Chacaíto, municipio Libertador del Distrito Capital, donde participaron trabajadores de esa institución y el personal de seguridad de la torre, con el fin de apropiarse de los conocimientos que imparte Funvisis para la reducción de la vulnerabilidad sísmica del país. // Con información de: www.funvisis.gob.ve


Los talleres de Funvisis van dirigidos a distintas instituciones.



COLOMBIA

Mesa de Los Santos: el suelo
se mueve 40 veces al día

Andrés Guillermo Ángel no es geólogo, pero le atina con exactitud a los temblores que ocurren en La Mesa de Los Santos cuando la ventana de su habitación se estremece con los sismos.
El hombre, que parcela lotes para la construcción de cabañas turísticas, sabe que cada vez que se mueven los vidrios de la ventana del segundo piso es porque se está registrando uno de los cerca de 20 temblores que ocurren en esta zona de Santander en un día.
Su municipio es considerado el segundo nido sísmico del mundo, después de la región del Hindu kush (Afganistán), y de acuerdo con Carlos Alberto Vargas, presidente de la Sociedad Colombiana de Geología y profesor del Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional, la región registra hasta 40 movimientos telúricos diarios, aunque en magnitudes muy pequeñas.
 Según el experto, la alta frecuencia de temblores en La Mesa de Los Santos es un verdadero enigma para la sismología, y explica que científicos colombianos y de varios países han abordado diversas teorías para explicar este comportamiento, pero el debate aún continúa. // Con información de www.eltiempo.com


Una vista de La Mesa de Los Santos, espacio geográfico de muy alta sismicidad.

lunes, 13 de julio de 2015

Ocho municipios venezolanos toman el camino que conduce a la resiliencia

Participan en el proyecto nacional “Prevenimos desastres planificando seguro” del Cesap-UE


La alcaldía de Libertador del estado Mérida es una de las que toma parte en la iniciativa. Aquí el grupo de funcionarias y funcionarios aportan datos sobre su municipio.

Del 6 al 10 de julio, los representantes de ocho municipalidades venezolanas tomaron parte del primer ciclo de formación que hace parte del proyecto que financia la Unión Europea y coordina el centro Social Cesap. De la mano del asesor internacional Jaime Valdés, más de sesenta funcionarios tomaron las iniciales herramientas con las que intentarán construir un camino directo a una gestión de desarrollo que incluya al riesgo y a la resiliencia como factores fundamentales.


Adelfo Solarte
adelfo.solarte@gmail.com

Con tono pausado, varias veces el asesor internacional Jaime Valdés, recitó lo que hay detrás de la palabra resiliencia: la capacidad de un sistema, comunidad o sociedad expuestos a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de sus efectos de manera oportuna y eficaz, lo que incluye la preservación y la restauración de sus estructuras y funciones básicas.
La resiliencia es, pues, una buena postura social ante los riesgos de que se produzca un desastre y de allí que aquellos los más de sesenta participantes del primer ciclo de formación del proyecto “Prevenimos Desastres Planificando Seguro”, no dudaron en tomar nota de esa vital indicación.
Por supuesto, más de uno preguntó: “Ya sabemos cuál es el norte y, ahora ¿Qué debemos hacer para llegar hasta allá? Bueno, para eso era esta inédita actividad formativa.

Un proyecto, todo un país

Jaime Valdés es el asesor del proyecto que lleva como nombre oficial: “Gestión del Riesgo de Desastres, Fortalecimiento de Capacidades y Procesos de Planificación Estratégica Participativa para el Desarrollo Local Sostenible del Territorio”, pero cuya traducción más efectiva es “Prevenimos desastres planificando seguro”, que con un decidido apoyo y financiamiento de la Unión Europea (UE) y la ejecución nacional del Centro Social Cesap, se desarrolla en ocho municipios de Venezuela: Mario Briceño Iragorry (estado Aragua) Iribarren (estado Lara), Sucre (estado Sucre), San Francisco (estado Zulia) Valera (estado Trujillo) Guanta (estado Anzoátegui) Sucre (estado Miranda) y Libertador (estado Mérida).
De cada una de esos gobiernos municipales fueron escogidos ocho funcionarios para que tomaran parte de un ciclo de formación que abarca nueve meses pero cuyos resultados, es la idea, se proyectarán en el tiempo.
Abelina Caro, la coordinadora nacional del proyecto, considera que Venezuela es privilegiada por contar con el apoyo de la Unión Europea para construir conocimientos para llevar la gestión del riesgo, la resiliencia, el desarrollo sostenible y la planificación participativa del territorio a hacerse presentes como herramientas que propendan a generar mayor calidad de vida y seguridad en los municipios.
Jaime Valdés, como asesor, aportó parte de las herramientas a través de acertadas ponencias y guiando ejercicios entre los presentes. Ahora le toca a los ocho municipios transformar la letra en acciones o como bien se indicó en este primer ciclo de formación “convertir documentos en herramientas y oraciones en acciones”.




Jaime Valdés y Abelina Caro guiaron a los presentes por los primeros módulos del ciclo formativo.



Tareas pendientes


Según explicó Abelina Caro, coordinadora nacional del proyecto “Prevenimos desastres planificando seguro” (Cesap-UE), los funcionarios que participaron en este primer ciclo de formación adelantarán en sus respectivos municipios réplicas formativas, para ajustar lo aprendido a las necesidades y expectativas locales. Igualmente, según Caro, estos mismos participantes diseñarán un Mapeo o Cartografía Macro del Riesgo en sus entidades locales. Este proceso será compartido en el segundo clico de formación, planteado para el mes de octubre de este año

YA NOS PASÓ / Dieciocho años después sigue vivo el recuerdo de Cariaco

Una de las imágenes más recordadas de Cariaco: la destrucción de espacios educativos.

El 9 de julio de 1997, un terremoto de magnitud 6,9 Mw, afectó el pueblo de Cariaco, estado Sucre. El evento telúrico ocurrió a las 3:23 de la tarde, a una profundidad de 9,4 km. Este sismo causó daños graves en algunas localidades del estado oriental y las mayores afectaciones se evidenciaron en las poblaciones de Cariaco y Cumaná. El movimiento telúrico fue sentido en gran parte de Venezuela y Trinidad y Tobago.

La energía liberada por el terremoto fue tan intensa que los sismógrafos se saturaron, indicaron fuentes de Funvisis. Ese día ocurrieron seis réplicas del sismo, de las cuales la última no fue percibida por ninguno de los habitantes, pero si fue registrada por los sismógrafos de la fundación.

La Red Sismológica Nacional está diseñada para detectar cualquier sismo, incluso los que las personas no sienten, pero los sismos ocurren y hay que cuantificarlos, se llevan estadísticas para elaborar un catálogo de todas sus ocurrencias.

Luego del Terremoto de Cariaco ocurrieron varias réplicas, a las 3:24 la primera, y luego a las 4:04, 4:07, 4:54, 5:33. 6:13 y 6:32 minutos.

De acuerdo a las estadísticas publicadas, el sismo ocasionó 71 víctimas, 520 heridos y cerca de siete mil damnificados.


Ya nos pasó…nos puede volver a pasar




FUE NOTICIA ESTA SEMANA


PERÚ

Alistan planes de seguridad
y evacuación en alcaldía

En los próximos días se procederá a elaborar y actualizar los planes de seguridad y evacuación en Defensa Civil, tanto de la sede principal y las diversas instalaciones externas que tiene la Municipalidad Provincial de Sullana, en Perú,  con el propósito de facilitar el desalojo ordenado y seguro de los trabajadores y usuarios ante la ocurrencia de algún evento adverso caso de un incendio o terremoto.
Así lo dio a conocer el subgerente de gestión del riesgo de desastres, Juan Domingo Saldarriaga Atoche, durante una primera jornada de sensibilización a un grupo de servidores municipales que se preparan para ser brigadistas de emergencias en la institución edil de manera voluntaria apoyar en las actividades de preparación y respuesta. // Con información de: www.elregionalpiura.com.pe/


VENEZUELA

Organismos evalúan técnicas
de reforzamiento sísmico

Con el objetivo de estudiar experimentalmente diferentes técnicas de reforzamiento sísmico de las principales tipologías constructivas de las viviendas informales de los barrios de Caracas, la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvsis), en conjunto con el Centro Nacional de Investigación y Certificación en Vivienda, Hábitat y Desarrollo Urbano (Cenvih) y el Instituto de Materiales y Modelos Estructurales (Imme) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV), realizan ensayos de muros de mampostería confinada, en el marco de la reducción de los niveles de vulnerabilidad en caso de terremotos.

Mediante estos ensayos, se evalúa la relación costo/beneficio/factibilidad que permita proponer un esquema de intervención eficiente y técnicamente avalado, de práctica implementación, ejecutado por los propios habitantes de los barrios, orientado a la reducción de los niveles de vulnerabilidad sísmica existente en las viviendas de este importante segmento de la población venezolana.
Según esta propuesta de reforzamiento, proponen el uso de la mampostería reforzada, la cual consiste en la colocación de mallas de uso común  dentro de un mortero de recubrimiento (friso) en una o ambas caras laterales de los muros, fijándola a ellos mediante conectores o clavos de acero. // Con información de: www.funvisis.gob.ve